Condensadores

El condensador es una tubería ondulante o serpentín donde el gas a presión que sale del compresor se transforma en líquido. Al compactarse, esto es, al reducir su volumen, el gas produce calor. Así, el gas que venía frío en el retorno, se calienta al comprimirse en el condensador y allí mismo se enfría, para pasar a ser un líquido, en vez de gas.

Enfriarse es perder calor. El condensador está hecho de tal forma que el calor que el refrigerante trasmite al cobre de las tuberías, se disipa en el aire. En el condensador el refrigerante pierde no sólo el calor que genera la compresión, sino también el calor que absorbió en el evaporador.

Para ayudar a que el aire disipe el calor, las tuberías del condensador va: unidas, ya sea a una lámina, a una serie de laminillas o a un metal como panal, semejante al de los radiadores de los automóviles.

En los refrigeradores domésticos elaire puede quitar el calor al condensador de dos maneras: por convección y forzada. Por convección, el aire que rodea al condensador se renueva de manera natural porque sube al calentarse, creando una corriente ascendente, un efecto como de chimenea. Los condensadores enfriados por convección se colocan atrás del gabinete, por fuera de él.

La ventilación forzada se logra colocando un ventilador que arroja aire al condensador.

Deja un comentario