Evaporadores

El evaporador, también conocí como congelador, es el lugar donde se produce el frío. El evaporador es el inicio de la sección de baja presión. Efectivamente, la succión del compresor hace que dentro de línea de retorno y en el evapor; haya poca presión, esto es, una especie de vacío.

Cuando el refrigerante líquido llega con gran presión al final del capilar y entra al evaporador, que se encuentra a baja presión, el líquido se expande súbitamente, comienza a hervir y se vaporiza, con algunas gotas líquidas. Al volverse gas, el refrigerar absorbe calor del gabinete y enfría. En su recorrido por evaporador, las pequeñas gede refrigerante terminan por: gasificarse, de manera que cuando el refrigerante entra línea de succión es solamen gas.

El evaporador puede asumi muchas formas: de concha, anaquel, de pared y de aire forzado, sin escarcha. El evaporador de concha o de caja está formado por un par de placas de aluminio con las tuberías grabadas. El evaporador de anaquel tiene varias rejillas horizontales, como si fueran las tablas de un estante.

Mientras que el evaporador de pared consta de una rejilla que cubre tres de las paredes del gabinete. En tanto que el evaporador de aire forzado, generalmente colocado fuera del gabinete, en la parte trasera, tiene un pequeño ventilador que conduce el aire frío a la parte superior.

Al final del evaporador hay una trampa de líquido o acumulador, donde se acumula el vapor húmedo, tanto para evitar que dentro del tubo de succión viaje líquido, como para tener un poco de frío de reserva para cuando se abre la puerta o cuando se introducen alimentos calientes.

Línea de succión.

La línea de succión lleva el refrigerante del evaporador al compresor. Es un tubo con diámetro suficientemente grande para conducir el gas con la menor resistencia pues, además, baja directo, casi escurre, de la salida del acumulador a la entrada del compresor. Adosado a la línea de succión se coloca el tubo capilar, lo cual ayuda a reducir la gasificación.

Deja un comentario