Sistemas de deshielo

El deshielo en los sistemas comerciales es, generalmente, automático y se lleva a cabo durante los periodos de no enfriamiento del ciclo o con un reloj que descongela diariamente.

En un sistema de deshielo por gas refrigerante caliente, el vapor caliente es bombeado directamente a los tubos del evaporador, mediante una línea directa que sale de la descarga del compresor. El proceso se inicia cuando arranca el motor, entonces se detiene el ventilador y se abre una válvula solenoide que envía el gas caliente al evaporador, para que lo descongele, y luego ese gas regrese al compresor por la línea de succión.

Hay un sistema de deshielo una solución que no se congela por glicol y que se calienta con una resistencia eléctrica. Cuando el proceso de refrigeración se detiene, se abre una válvula al evaporador y se bombea glicol por una tubería especial para luego regresar a su recipiente.

  • Los sistemas de deshielo por agua arrojan agua tibia sobre el evaporador cuando el sistema no está refrigerando, y de ese modo se derrite el hielo que se haya formado, y se envían los residuos de agua a una charola donde se evapora.
  • El deshielo por medio de una resistencia eléctrica instalada en el evaporador, es empleado con frecuencia en los evaporadores de baja temperatura. La resistencia disuelve el hielo.
  • También se usan para deshielar los evaporadores los intercambiadores de calor.

Otros sistemas deshielan los evaporadores por la inversión del flujo de refrigerante. Esto hace que el evaporador se convierta en el condensador para disolver el hielo. El aire caliente en abundancia se puede usar para deshielar los evaporadores de baja temperatura, a base de ciclos frecuentes.

Deja un comentario