Le cambié la resistencia y no enfría

Le cambié la resistencia y no enfría”. Se trata de una de las fallas que más suelen escucharse en las consultas recibidas en Refrigeración NER. Posiblemente esta conclusión -el dar por hecho que la falla se encuentra en la resistencia-, es por conocer la importancia de dicha pieza para el normal funcionamiento de los refrigeradores. Sin embargo, antes de sacar conclusiones apresuradas es fundamental conocer cuál es la función de la resistencia y dejar a los especialistas hacerse cargo de la situación.

 La resistencia es un elemento más que forma parte del grupo de piezas que hacen que el refrigerador funcione correctamente y mantenga equilibrada la temperatura. Es decir, es una pieza fundamental. Su función es calentar, para descongelar cuando el refrigerador o el congelador se escarchan. De esta manera, junto a otras piezas, equilibra la temperatura del refrigerador, y permite que la nevera descongele y no se tape de hielo. Si el problema es “le cambié la resistencia y no enfría”, puede que la falla se encuentre en dicha pieza, pero puede que se encuentre en otro lado. Los motivos para cambiar la resistencia son en general problemas visibles como, por ejemplo, que esté sulfatada. Esto impide que  la resistencia cumpla su función, de enviar calor a la pastilla de deshielo para descongelar el electrodoméstico.

Qué hacer si le cambié la resistencia y no enfría

Si al cambiar la resistencia, el refrigerador deja de enfriar por completo, es importante que contactes a un técnico para que revise el electrodoméstico. Existe la posibilidad de que sean necesarios conocimientos más específicos para solucionar la falla  y es importante que sean especialistas quienes revisan la nevera ya que una mala reparación puede tener consecuencias directas en la vida útil del electrodoméstico. Por eso, si el problema es que “le cambié al resistencia y no enfría”, contáctanos. Nuestros técnicos son especialistas y estarán encantados de realizar la reparación.

 

La resistencia del deshielo: es un cable, que es la resistencia de deshielo del evaporador. Pasa por debajo del evaporador y sale por arriba, en donde se conecta con la otra parte de la alimentación. Cuando la pastilla de deshielo se escarcha, cierra el circuito y manda a energizar la resistencia que, por efecto del calor, descongela el evaporador. Una vez que actuó al resistencia, aprox. Durante 20 minutos, el circuito se vuelve a abrir y desenergiza lo que viene siendo la resistencia. Por estar conectado en serie, al momento de activar la resistencia automáticamente desactiva el funcionamiento del compresor.

Para asegurarte de que la resistencia funciona adecuadamente, lo que se puede hacer es desprender el conector macho de la alimentación de ambos lados y, con la ayuda de un multímetro, probar que la resistencia funcione correctamente.

Deja un comentario