Bio Robot, ¿el refrigerador del futuro?

Escrito por Santiago Rubio el . Posteado en Uncategorized

bio_robot_refrigeradorHace un par de años el diseñador ruso Yuriy Dmitriev presentó el Bio Robot, una propuesta muy original de refrigerador, en el Electrolux Design Lab, concurso mundial abierto a estudiantes y graduados de diseño que son invitados a presentar ideas innovadoras para los hogares del futuro.

Este invento mantiene la comida a una temperatura baja mediante una sustancia especial similar a un gel inodoro que se adapta a la forma de los alimentos. Los bio robots inherentes al gel que utiliza luminiscencia -luz generada en las bajas temperaturas- hace que sólo sea necesario el uso de energía para el funcionamiento de su panel de control.

El prototipo en cuestión no usa puertas ni estantes, solamente se coloca en una pared (de manera horizontal o vertical) por lo que no utiliza mucho espacio y por la manera como se guardan los alimentos, incluso se puede poner en el techo.

Aunque nos parezca raro eso de poner la comida en un gel e instalar un aparato que parece sacado de una película del futuro, el Bio Robot Refrigerador podría ser una opción viable al presentar una alternativa sustentable que usa un mínimo de energía eléctrica y que además ocupa mucho menos espacio que un refrigerador convencional.

La misma sensación de extbio_robot_refrigeradorrañeza que puede causarnos pensar en un refri sin puertas tendría una persona de la Edad Media si le dijéramos que en el futuro su cámara subterránea para consevar los alimentos funcionaría mediante la circulación de un gas que en algún punto se condensaría (recuerda el largo proceso que han atravesado los refrigeradores).

Pero volviendo al futuro, el gel que usa el Bio Robot en cuestión absorbe la radiación infrarroja (el calor) y la emite en el espectro visible, así como protege de la radiación ultravioleta que puede dañar los productos.

¿Que si Dmitriev ganó? No, fue uno de los 25 semifinalistas de la edición del concurso en el 2010, pero definitivamente dio un gran aporte para repensar el funcionamiento de este electrodoméstico.

¿Tú qué opinas?, ¿comerías algo recién sacado de este gel verde? Aquí un video para que lo imagines instalado en tu cocina.

Bio Robot Refrigerador: Finalista Electrolux Design Lab 2010

¿Frigorífico, refrigerador o refrigeradora?

Escrito por Santiago Rubio el . Posteado en Uncategorized

¿A cuál le vas? Es típico que tengamos duda de cuál es la forma correcta de decir una palabra cuando tiene más de una forma válida, tal es el caso de la palabra que designa a este electrodoméstico tan popular: frigorífico, nevera, heladera, heladora, refrigerador y sí… ¡refrigeradora!, ¿lo habías oído antes?

Obvio depende de la región geográfica que una forma se prefiera sobre otra y también de la historia de cada palabra. Por ejemplo, los términos ‘nevera’ y ‘heladera’ en tiempos pasados designaban al armario de madera aislado con corcho, en el que se ponía nieve o hielo procedente de pozos o fábricas de hielo.

‘Heladera’ puede resultar ambiguo, pues las maquinitas que hacen helados también se llaman así; por su parte, ‘refrigeradora’ se emplea para las máquinas grandes de producción de frío para refrigeración ambiental (climatización).

El término ‘frigorífico’ (que hace, que fabrica frío) parece el más apropiado, pero como verás en el siguiente gráfico comparativo de las veces que aparece en Google contra las veces que aparece ‘refrigerador’, no es el favorito. (Por cierto que jugar con esta herramienta es muy entretenido).

refrigeradorvsfrigorífico

Cuida y «hermosea» tu refrigerador

Escrito por Santiago Rubio el . Posteado en Uncategorized

refrigerador_customizado  ¿Quién dice que la belleza solamente es interior? Ahm… ok, es cierto. Pero digamos que se puede complementar, qué mejor si lo que es hermoso por dentro se adorna por fuera. Y como salud es belleza, aquí unos tips para cuidar la salud y apariencia de tu refrigerador:

1. Deshazte del «olorcito»

Típico que pasan los meses y esas chuletas putrefactas le dan un aroma peculiar no solamente a tu refrigerador sino que pasan a aromatizar el resto de tu vivienda. ¿Cómo decirlo sin que suene feo, caray? Si hasta los vecinos se tapan las narices cuando pasan por el pasillo y si te preguntabas por qué no tienes novia… quizá ya tengas la respuesta.

Para remediarlo, obviamente debes hacer una limpieza periódica, tira las cosas que no sirvan o que lleven años ahí adentro. Usa bicarbonato con agua tibia y un paño para asearlo,  evita usar jabón porque deja residuos difíciles de quitar. Ponles siempre la tapa a los contenedores de comida o si no tienen, usa plástico. Deja adentro una caja de bicarbonato con hoyitos, esto absorberá losrefrigerador_customizado futuros malos olores, pero no te pases, ¿eh? tampoco hace milagros.

2. Deshiélalo

Sí, sí, sí. Ya sabemos que los refrigeradores suelen traer un sistema de deshielo automático, pero si tu refri es del año del caldo… ejem, es decir, si tiene un estilo vintage, seguramente has notado que en el congelador hay una capa gruesa de hielo. Para deshacerte de ella, bajo ninguna circunstancia debes usar objetos puntiagudos o cortantes, podrías lastimarte o peor aún… dañar irreparablemente el refrigerador. Para deshielarlo mete ollas con agua caliente y limpia el exceso de agua con un paño. Aquí puedes leer más detalladamente este proceso.

3. Cierra la puerta cuando no lo uses

Por cómo funrefrigerador_customizado2cionan, los refrigeradores tienen más tiempo de vida si solamente abres la puerta cuando lo estás usando. Las consecuencias de no hacerlo son una disminución en su capacidad para mantener el aire frío y el aire caliente, exceso de escarcha y acumulación de humedad en el interior de tu congelador y eso sin mencionar el gran derroche de energía que se hará.

4. Dale mantenimiento

¿Te gusta cuidar tus cosas o eres de esos que descomponen las cosas y enseguida las tiran a la basura? Tus papás no te reemplazaron la primera vez que te enfermaste, ¿cierto? Entonces sabrás muy bien que hay que leer el manual del refrigerador para cuidarlo… o ya de perdida checar nuestro blog y nuestras actualizaciones en Facebook para saber de más tips del cuidado de los electrodomésticos. Los técnicos de Ner, además, siempre estamos disponibles para asesorarte,  hacemos presupuestos gratis.

5. Ponlo guapetón

Y no nos cansaremos de decirlo, si tienes oportunidad, qué mejor que customizar tu refrigerador, decorarlo con bonitos dibujos, esténciles y demás cosas que se te ocurran. Al fin y a cabo, somos chavos… Checa las ideas de las fotos, te vas a enamorar.

Fabrica y customiza tu refri en 10 sencillos pasos

Escrito por Santiago Rubio el . Posteado en Uncategorized

refrigerador hecho en casa

Refrigerador hecho en casa

Si eres de esos aventurados que aman hacer las cosas por sí mismos seguramente ya habías pensado unos cuantos usos alternativos para el refrigerador descompuesto que tienes en el garage y que con el paso de los años se ha convertido en una especie de closet o caja de herramientas (además, por supuesto, del hogar de miles de ácaros).

¿Qué tal repararlo y de paso customizarlo para que pegue con la decoración de tu depa o casa?

Sí. Aunque este proceso es más complicado que comprar uno nuevo, sabemos que amas los retos, por lo que te damos la receta definitiva para HACER (no COMPRAR) un refrigerador original con tus propias manos.

Ingredientes

– Un refrigerador desechado o descompuesto – Una cortadora de alambre – Un set de herramientas básicas -Listones de 2 x 4 pulgadas – Láminas de espuma aislante – Gis – Compresor, evaporador y termostato (se consiguen en las tiendas de artículos marinos) – Un taladro eléctrico – Una batería de 12 voltios – Madera contrachapada de roble de espesor 1/4 de pulgada – Adhesivo para construcción

Historia de los refrigeradores domésticos

Escrito por Santiago Rubio el . Posteado en Uncategorized

nevera_baja

Nevera subterránea

Desde inicios de su historia, la humanidad buscó maneras de conservar sus alimentos. Alejandro Magno, por ejemplo, mandó construir cámaras subterráneas para evitar quedarse sin suministros durante la guerra; muchos pueblos bajaban nieve de las montañas, envuelta en paja, para conservar sus alimentos; también se hicieron cámaras o casas de hielo para luchar contra el paso del tiempo y la descomposición de la comida.

Para llegar a los refrigeradores caseros que conocemos en la actualidad, las máquinas para enfriar han atravesado diversas fases. Muchos de los principios de refrigeración como la conocemos ahora fueron descubiertos a mediados del siglo XVIII por científicos que investigaban otras cosas y no estaban precisamente interesados en el enfriamiento.

Por ejemplo, Michael Faraday descubrió la licuefacción de los gases (cambio del estado de una sustancia de gaseoso a líquido) al trabajar con amoniaco. Por la misma época, William Cullen, médico y químico escocés, creó una bolsa de frío al descubrir que algunas de las reacciones químicas repelen el calor, y con ello sentaron las bases para la refrigeración moderna.

Unos años después, el inventor norteamericano Oliver Evans diseñó la primera máquina refrigerante (aunque no lo hizo), que era una versión moderna de la casa de hielo y empleaba los principios descubiertos por Cullen. Por accidente o no, la creatividad surge de la necesidad y casi al mismo tiempo que Evans diseñaba  su máquina, Thomas Moore quería trasladar leche, huevo y mantequilla y que llegaran frescos a su destino, para lo que inventó una caja de madera helada: la nevera.

refrigerador_antiguo

Refrigerador antiguo

La primera patente de estos refrigeradores rústicos la obuvo Jacob Perkins en 1834, pero todavía restaba un largo camino antes de llegar a los refrigeradores que conocemos ahora. En la búsqueda del perfeccionamiento de estos aparatos se llegó a cometer algunos errores, como en 1859, que Ferdinand de Carré hizo el primer refrigerador de absorción que usaba amoniaco líquido, un compuesto tóxico.

Fue hasta 1879 que Carl von Linde creó el primer refrigerador doméstico, que se comercializó por General Electric hasta 1927. Actualmente los refrigeradores domésticos son modelos más prácticos y amigables con el ambiente, y funcionan a través de un sistema de compresión de gas, generalmente queroseno o butano.

¡Contáctanos hoy mismo!